jueves, 9 de abril de 2015

De la nube a la orilla.

Titú es un niño curioso, muy curioso. Cualquier soplo de viento es capaz de llevarlo hasta el otro lado del mundo, allí, donde no existe lo imposible.

A lo lejos… un faro. Más allá de las apariencias, el silencio dibuja paisajes en perpetuo movimiento, olas de la infancia que se rompen justo al lado del olvido.





Una nueva y bellísima historia dibujada por Carlos para añadir a nuestra fabulosa colección de recuerdos de papel.