jueves, 23 de julio de 2015

Segunda exploración del valle batido.

Titú sigue soñando, disfrutando de una nueva aventura en medio de la nada.

¿De la nada?

No, más bien en medio de una jungla donde no hay nada. Una historia que huele a hierba fresca y a homenaje a otro explorador, uno de los tiempos antiguos, de cuando las estrellas aún seguían habitadas.





---

Cuento poético ideado e ilustrado por pinceladas mágicas por Carlos Maiques, para añadir a nuestra curiosa colección de sueños inventados.