lunes, 18 de julio de 2016

Una historia inédita.

Este pequeño sueño ilustrado hace parte de los tesoros que salen a la luz cuando menos te lo esperas.

Hojas perdidas entre un océano de documentos, había olvidado hasta su existencia. Hacen parte de esas ilustraciones que se hacen en la esquina de la mesa de dibujo durante un momento de descanso o de pura ensoñación, cuando nada parece tener importancia cuando justamente ocurre exactamente lo contrario.  

A veces, Carlos es así, hace unos dibujos, te los da con mucho cariño y tú los guardas juntándolos con muchos otros… y te olvidas de ellos porque, en ese momento, tienes muchas otras ilustraciones suyas que te parecen más importantes que un simple esbozo sobre dos pequeñas hojas de papel arrancado.

Y un día te topas con ellas, afortunado de tu suerte y de la felicidad que te proporcionan.

Como la meta de este blog es, justamente, compartir felicidad, las incluyo en esta  poética entrada soñada.