lunes, 15 de octubre de 2018

Todas lectoras.

Titú tienes suerte. Todas esas chicas leen sus aventuras con pasión, disfrutando del leve silencio de sus páginas en blanco y negro, el color de los sueños.

Sentadas, de pie, tumbadas o bien volando, no existe una sola manera de disfrutar de un libro, el secreto siendo siempre el mismo: esconderse tras sus páginas, ver más allá y olvidarse de todo el resto.








miércoles, 3 de octubre de 2018

El sueño del Malako.

El Malako es el perro de Titú y Sebastián. Bueno, en realidad es el perro de los abuelos de los niños, pero para ambos chavalines aquel animal es un hermano más en la familia.

Es cierto que tiene un genio infernal, que nunca obedece, haciendo exactamente lo contrario de lo que se le pide. Pero es cariñoso y se puede contar con él, sobre todo a la hora de la comida, que es cuando llega antes de la hora.

Y cuando duerme, cuando duerme, se vuelve realmente imposible si tienes la mala suerte de entrar en sus sueños.

Un buen ejemplo de ello es la historia titulada “El hueso de oro” incluida en el álbum “Titú y el sueño de la máquina”.

No os cuento más y os dejo con el buen animal que duerme la mona en mi salón de papel.